En la búsqueda de la conexión del ser a través de la ceremonia del té, se considera presentar en armonía la naturaleza, los alimentos y las festividades. Así el 3 de marzo (Sangatsu), se celebra el Hina – Matsuri o Festival de las muñecas. Un día para celebrar a las niñas menores de 10 años, con exclusividad de las familias japonesas que tuvieran hijas. [1]https://en.wikipedia.org/wiki/Hinamatsuri

Festival de las muñecas

El origen de la festividad se remonta a unos 1000 años, a mediados de la Era Heian (794-1185) o del periodo Muromachi (1336-1573)[2]Sasaki, Sanmi, Shaun McCabe, e Iwasaki Satoko. Chado: The Way of Tea: A Japanese Tea Masters Almanac. Boston: Tuttle, 2005. depende de la fuente que se consulté.  En sus inicios fue un ritual de purificación.  La gente hacía muñecas de papel para representar a las personas que serían colocados en el río para que a través del agua se purificarán de los malos espíritus, impurezas o pecados.

Las niñas de familias adineradas gustaban de jugar con muñecas, así que para la Era Edo se acostumbraron a regalar a toda niña recién nacida una muñeca. Posteriormente, «empezaron a representar a cada uno de los miembros de la corte imperial y a hacerles ofrendas a cambio de protección y bendiciones para el hogar» [3]Pate, Alan Scott. Japanese Dolls: The Fascinating World of Ningyō. Tokyo: Tuttle Publishing, 2017. 

Gradualmente se transformó el  ritual de purificación en una festividad para dar gracias por la salud y el desarrollo de las niñas. La urgencia de deshacerse de la muñeca continuó. Así las costumbres dictaron que las muñecas debían guardarse tan pronto terminará la celebración para evitar problemas para la chica, tales como su posibilidad de casarse.

Colocación de las muñecas

Aunque el cambio de papel a muñecas se dio en las clases acomodadas, las primeras muñecas fueron sencillas lo que ayudó a la difusión de esta nueva representación. Cada Era fue cambiando las características, la  calidad  y los atuendos de la muñeca hasta hacerlas un lujo.

Para el siglo XVIII, las muñecas tomaron importancia no sólo para las niñas sino para toda la familia. Algunas muñecas fueron heredadas de generación en generación y aunque no se le permitía a la novia llevarse sus muñecas, la colección de éstas crecía tanto como el presupuesto de la familia lo permitía, aumentando los roles de participantes sociales.

La colocación de las muñecas inicia con una pareja que representa el Emperador y Emperatriz de Japón, después las damas de la corte, músicos y otro tipo de asistentes. La disposición de las muñecas se hace en una especie de pirámide sobre una tela roja.

Variantes actuales de la Celebración de las Muñecas

La festividad no ha cambiado su nombre, sin embargo la interpretación del ritual  en algunas regiones sí, por ejemplo durante el periodo de la postguerra, la celebración trato de unificarse para festejar la niñez, pero nuevamente regreso a la costumbre de día de las niñas. Quizás porque los niños tienen su propio día, el 5 de Mayo.

En 1981 tras el invierno que afectó la producción agrícola de la gente de Katsuura, la gente del pueblo decidió festejar el cambio de fortuna. A partir de 1985 este pueblo le cambio el nombre a «The Big Hina Doll Festival», crea una pirámide de 3.4 metros de alto formada por  100 escalones exhibiendo alrededor de 30, 000 muñecas. La fortuna del pueblo cambió de ser una economía agrícola a una turística[4]https://impressionsofeastasia.com/2013/03/15/the-history-of-the-big-hina-matsuri-katsuura-tokushima/.

Algunas poblaciones todavía conservan el ritual de purificación original y usan las muñecas de papel. Otras zonas conscientes de ser una cultura dominada por hombres buscan empoderar a la mujer asignando a éste día la celebración de todo lo femenino[5]https://www.nippon.com/en/features/jg00031/hinamatsuri-japan%E2%80%99s-doll-festival.html.

La Ceremonia del Té en la Festividad de las muñecas

La naturaleza

El anfitrión de la Ceremonia de Té del Festival de las muñecas, Hina – Matsuri, debe considerar cómo es la naturaleza en ese momento para integrarla a la Ceremonia. Un poema japonés describe que será  «cuando la primavera ha llegado a los ríos y montañas, a la tierra y al cielo; cuando se perciba  la brisa, cuando las flores y pastos dispersen sus fragancias».

Se reconoce  a Saho-hime, princesa y Diosa de la creación que cubre montañas y campos con su neblina, que provoca la floración. Saho-hime de hecho, es la misma neblina y a veces la niebla (más densa) cuya humedad ayuda en la fertilidad de los campos.

Dentro de los animales destacan las aves representativas como el Herrerillo crestinegro, los gansos salvajes, los patos y las grullas, su representación suele ser a través de pinturas. Las conchas formarán parte de la decoración ya que significan también la dualidad para la fertilidad.

El té se servirá en la tarde cuando la luna este en el cielo en su forma de avellana creciente a llena.

Chabana o Arreglos florales

Las flores que caracterizan este periodo es la wisteria o glicina de color azul violáceo, los duraznos, los ciruelos, los cerezos y la magnolia. La magnolia, de color blanco con tonos morados, florece antes de la aparición de las hojas, por esto simboliza la pureza y la pulcritud, valores muy adecuados a la festividad. Sin embargo,  su aroma es tan penetrante que no se recomienda para decorar el interior del salón del té. En su lugar se usa la Artemisa, de la familia de los crisantemos, que posee un aroma más suave, agradable y significa paz y felicidad.

El arreglo floral del salón de té (chabana) deberá tener flores y hojas de avellana o un racimo de cerezas o cerezo silvestre dogwood, la Spicebush (benzoin umbellata) de color amarillo; forsitia llorona, también amarilla; flores de durazno, entre otros.

La decoración

El mismo día de la Festividad de las muñecas, se celebra también la recolección de las conchas, la pelea de gallos y la pisada de pasto de fresco. El salón de té usará utensilios en forma de conchas, las mismas conchas pueden ser elementos decorativos. Estarán presente la gradería piramidal de las muñecas. Las vajillas suelen ser de color durazno decoradas con elementos de la festividad de las muñecas. Todo mundo usará una flor en el cabello.

Los alimentos Kaiseki

El anfitrión deberá considerar los alimentos  (kaiseki) como:

  •  tostadas de arroz de diversos colores incluyendo el natural del arroz,
  • tazón de pescado fresco y vegetales sobre arroz
  • fresas envueltas en una pasta de arroz,
  • sopa de almejas,
  • hichigiri: bolas de pasta hervidas,  coloreadas en verde o rojo, acompañadas de una pasta de frijol dulce.
  • Kusamochi – postre de harina de arroz mezclado con artemisa, hierbas en una masa en forma de sombrero trenzado, relleno de pasta de frijol dulce
  • warabi – harina cocinada con su almidón, que envuelve una bola de mermelada de frijol machacado y espolvoreada con harina de frijol de soya

Se beberá un sake dulce (amasake), o sake blanco o sake sin alcohol. El té se sirve al final.

Palabras del Mes

Esta es una de las diversas reflexiones que se usan para decorar el salón de té:

«Si cada minuto es como mil piezas de oro, entonces el amanecer en primavera vale un millón»

¿Cómo celebrarías tú esta ceremonia? ¿Qué palabras te inspirarían?

Chado

Festival de las Muñecas - La Emperatriz

Foto: Árbol y Flor. Museo de las Culturas. 2018

Festival de las muñecas - El Emperador

Foto: Árbol y Flor. Museo de las Culturas. 2018

Festival de las muñecas

Foto: Árbol y Flor. Museo de las Culturas. 2018

Festival de las muñecas

Foto: Árbol y Flor. Museo de las Culturas. 2018

Festival de las Muñecas - Gradería

Foto: Árbol y Flor. Museo de las Culturas. 2018

Flor de membrillo japonés

Chaenomeles lagenaria. Flores para el arreglo floral del salón de té.

Magnolia

Simboliza pureza y pulcritud. Flor del mes. No se incluye en el arreglo floral del salón de té.

Wisteria o Glicina

Flor del mes.

Herrerillo crestinegro

Bridled Titmouse (Baeolophus wollweberi) 
Fotografía: Dominic Sherony en Wikipedia

Kaiseki

Alimentos y pastelillos de la ceremonia del té.

References

References
1 https://en.wikipedia.org/wiki/Hinamatsuri
2 Sasaki, Sanmi, Shaun McCabe, e Iwasaki Satoko. Chado: The Way of Tea: A Japanese Tea Masters Almanac. Boston: Tuttle, 2005.
3 Pate, Alan Scott. Japanese Dolls: The Fascinating World of Ningyō. Tokyo: Tuttle Publishing, 2017.
4 https://impressionsofeastasia.com/2013/03/15/the-history-of-the-big-hina-matsuri-katsuura-tokushima/
5 https://www.nippon.com/en/features/jg00031/hinamatsuri-japan%E2%80%99s-doll-festival.html

Deja una respuesta